La Historia de este sitio

Nunca imaginé que este terminaría siendo un sitio católico para evangélicos. No estaba en mis planes. Tres años atrás pensaba que algo así podría arruinar mi carrera como músico cristiano que de hecho fue desde un principio sostenida y estimulada por evangélicos. Mi bajista Dennis era un pastor evangélico, mi tecladista era un fundamentalista y el baterista era un "catolico" polaco que raramente pisaba una misa. Yo era muy activo en mi parroquia, leía la Biblia regularmente y rezaba el rosario cada mañana pero no sabía mucho de teología. Estaba mucho mas interesado en "lo interior" que en la teología. Nos hicimos conocer bastante en el ámbito de la música cristiana y teníamos mucho tiempo de aire en la radio.

Una vez teníamos un show para una cadena internacional de TV evangélica. Me estaba preparando y 10 minutos antes del show la conductora me preguntó adonde yo "adoraba". Le contesté que era católico. Su rostro quedó como desfigurado y me preguntó entonces ¿porqué?. Yo no le respondí. Cuando recuperó su compostura continuó diciéndome: "...bueno debo adivinar que es allí donde encontraste a Jesús ¿eh?" Y yo con toda corrección asentí. No me hizo esas preguntas en la entrevista.

Después de un concierto en una iglesia evangélica vino a mí una señora y me dijo ¡Estuvo fantástico! Usted de verdad está lleno del Espíritu Santo. ¿Dónde se congrega?. Yo inocentemente le respondí: "Our Lady of Perpetual Help" (Nuestra Señora del Perpetuo Socorro). Y se hizo una larga pausa, como si hubiera pasado algún despreciable olor aunque ella intentaba ser politicamente correcta. Me sentí frustrado cuando no supe que decir y ella empezó a decir versos de la Biblia tipo ametralladora.

A través de la estación de radio me presentaron a un matrimonio que eran promotores de música. Ellos producían a Avalon, una banda evangélica cristiana de USA de entre las más reconocidas que en ese momento estaba de gira en Canada. Me pidieron abrir el show. Yo quedé estático. Vinieron a mi apartamento y estuvimos 3 horas hablando, orando, cantando, escribiendo y grabando canciones y por supuesto planeando el show. Cuando terminamos el esposo me dijo: "estuvo genial, que hermosa tarde. Juntémonos la próxima semana para trabajar los detalles. Por cierto ¿Dónde te congregas? Y les dije que era católico. Se miraron entre sí, me miraron y comenzaron a hablar algo sobre la "tradición de los hombres". Cuando partían les pregunté cuando ibamos a encontrarnos nuevamente para ajustar los detalles del concierto. Y ellos me respondieron: "no estamos seguros de lo que haremos todavía pero estaremos en contacto". Muy pronto escuché un anuncio en la radio y otra banda estaba siendo anunciada como soporte de Avalon.

El punto de inflexión fue cuando Dennis, mi bajista, se negó a tocar para una comunidad católica polaca de 1200 personas porque él "en buena conciencia" no podía avalar nuestra teología. Siendo yo un nuevo cristiano y habiendo crecido en un hogar ateo secular nunca había caído en la cuenta de la cantidad de puntos de objeción entre católicos y protestantes.

De modo que le pregunté qué era lo que le provocaba esa dificultad. No era yo muy conocedor de mi teología católica y llamé a John Pacheco, un apologista que había conocido pocos meses atrás para pedirle me ayudara a entender estos temas de doctrina. Hice un resumen de uno de los artículos de John y se lo envié a Dennis por e-mail y él comenzó a plantear más preguntas sobre otros temas. Nunca supe que había esa cosa de la "defensa de la fe". Empecé a leer autores como John Pacheco, Dave Armstrong, Art Sippo, Patrick Madrid, Karl Keating, Scott Hahn etc.... Estaba fascinado pero encontraba que esta "apologética" esta tradicionalmente planteada como muy opuesta, muy confrontativa como para utilizarla en esos mismos términos con un amigo. De modo que traté de amalgamar los argumentos que me eran favoritos con analogías, chistes y el lenguaje que había aprendido en los círculos evangélicos. Mis e-mails con Dennis se fueron haciendo más frecuentes y desmenuzabamos juntos la teología. Yo de paso aprendía lo que mi Iglesia enseña. Mis e-mails devinieron en una pequeña página web que cargaba en la palm como referencia. Siempre que surgía este asunto católico/evangélico yo respondía a mi interlocutor "espera un momento" y sacaba mi palm con las pequeñas referencias en la mini-web.

Para mi sorpresa Dennis Girard y su esposa Angelina (también evangélica) se convirtieron al catolicismo y se acaban de casar por la Iglesia Católica este año. Mi baterista Tommy empezó a tomar en serio la fe y ahora asiste a misa regularmente, su novia Gail se convirtió al catolicismo y se están preparando al matrimonio por iglesia. Darren, nuestro tecladista era terriblemente anticatólico, sin embargo ahora pudo entender que nosotros somos también cristianos. Todo esto pasó simplemente por haber aprendido lo que mi Iglesia enseña y ponerlo a los pies de mis amigos que no la conocían ni entendían.

Un amigo apologista católico, Justin Hanekom, tenía un web server y me sugirió levantar mi pequeña web para que el público pueda verla online. Me puse muy nervioso ante la sugerencia porque pensaba que sería el fin de mi carrera como músico pero en oración sentí que Dios estaba llamando a hacerlo. Para mi tremenda sorpresa devino en un sitio muy popular y lo tuve que mover a un server profesional reservando un dominio propio! http://www.catholicbridge.com/. Elegí como slogan "Creando puentes - división sanación". Muchos evangélicos me envían e-mails diciendo cuanto aprecian poder echar una mirada a los temas católicos en un ambiente abierto y amistoso hacia los evangélicos. Actualmente recibimos 20.000-30.000 visitas al mes y seguimos creciendo. Dios me mostró mi tontera. En lugar de terminar con mi carrera de músico cristiano el sitio la está llevando por nuevos caminos. Estoy volviendo de una gira por Guam y Saipan y estoy haciendo una gira por Europa. Ha sido un tremendo camino y hoy amo a la Iglesia Católica más que nunca y de hecho sigo siendo invitado a tocar en muchos eventos evangélicos. Me encanta cantar alabanzas en unidad con todos los cristianos.